Skip to content

Tiene usted que estirar en casa

marzo 19, 2014

por Alazne Ruiz de Escudero

Efectivamente, esa es la instrucción con la que muchos de los pacientes abandonan la consulta de fisioterapia. Todos contentos, fisioterapeuta que ha dado la instrucción indicada y paciente que puede irse a casa y seguir haciendo lo que ya hacía antes. Si tenemos suerte simplemente volverá en el mismo estado la semana que viene, y si no…volverá aún peor. Sea como sea, será una instrucción que de forma aislada poco podrá solucionar el estado del paciente.

Resulta curiosa la cantidad ingente de evidencia que existe acerca de la práctica de los estiramientos así como de sus efectos beneficiosos casi para todo, lo mismo para un roto que para un descosido, y la escasa especificidad que se aprecia la mayoría de las veces en la realización de los mismos.

Asimismo, a menudo dedicamos tiempo, como profesionales, a formarnos en técnicas de estiramiento y sus principios; mantener, contraer, estirar, rebotar… y una infinidad de variantes de posiciones articulares; primero origen, luego inserción, viceversa, pero… ¿Sabemos el por qué de las técnicas que escogemos? Lo que es más… ¿instruimos correctamente al paciente en estas técnicas?

Pongamos el ejemplo del autoestiramiento de la musculatura isquiotibial, uno de los principales grupos musculares de la región de la cadera, a menudo estirado por deportistas y a menudo recetado a pacientes con sintomatología en esa región.

isquios1

Si, además de utilizar la frase “tiene usted que estirar más”, le preguntamos al paciente acerca de la técnica que utiliza para estirar esta musculatura, probablemente nos mostrará algo parecido a lo que aparece en la imagen.

¿Os recuerda a algo? ¿Qué estructura creéis que está recibiendo más estrés? Lamento notificaros a todos los que os hayáis sentido identificados con esta técnica…que debido a la carencia de inserciones de la musculatura isquiotibial ni en la columna cervical ni en el pie…probablemente estemos sometiendo al sistema nervioso a una puesta en tensión bastante mayor que a la musculatura isquiotibial y que esa imagen se parece mucho más a un test de SLUMP que a un estiramiento correcto para la musculatura isquiotibial. Para los escépticos, probad a pedirle al paciente en esa posición que extienda la columna cervical o que mueva el pie a la flexión plantar, si la sensación de tensión en el muslo cambia…ahí tenéis vuestra respuesta.

Desde la fisioterapia OMT se proponen técnicas de estiramiento y autoestiramiento específicas para cada grupo muscular respetando los principios biomecánicos que principalmente evitarán el efecto nocivo que las técnicas inespecíficas puedan tener.

Por seguir con el mismo ejemplo, para el autoestiramiento de la musculatura isquiotibial se propone la siguiente técnica:

isquios2

 

Como propuesta para un paciente que no presente contraindicaciones para mantener esta posición, inicialmente se apoyan las manos con firmeza sobre sendas sillas o apoyos a fin de descargar la zona lumbar y las rodillas. La rodilla izquierda descansa sobre un cojín mientras el pie derecho se coloca en el suelo adelantado, con la rodilla flexionada. Se extiende la cadera izquierda, manteniendo la columna en posición neutra. Se debe evitar la rotación de la pelvis.

El estiramiento se produce al deslizar la rodilla izquierda hacia atrás mientras se extiende la misma manteniendo durante todo el procedimiento la anteversión de la pelvis derecha, de manera que pueda percibir la tensión de los músculos de la cara dorsal del muslo derecho.

Este procedimiento permite separar origen e inserción de dicho músculo manteniendo la posición neutra de la columna lumbar, evitar estresar articulaciones en sus rangos máximos y no estresar el sistema neural en circunstancias normales.

Realmente se aboga por las técnicas específicas de estiramiento y autoestiramiento muscular a fin de mejorar la situación del paciente, para las que el fisioterapeuta debería estar bien formado para una correcta elección de la técnica y adecuación a cada situación específica de cada paciente.

Quizás la contrapartida sea el tiempo que hay que invertir en instruir correctamente al paciente, pero sinceramente, parece un bajo precio a pagar a cambio de que los pacientes mejoren.

  • Imágenes de: Estiramiento y Autoestiramiento muscular en Fisioterapia OMT. Volumen 1: Extremidades. Tricás JM, Hidalgo C, Lucha O, Evjenth O. Editorial OMT-España. 1º Edición 2012
Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: